Históricamente, el cólera ha afectado a miles de personas en nuestro territorio. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que la mayor epidemia por toxigénicos Vibrio cholerae O1 o Vibrio cholerae O139 (bacterias que provocan el cólera) en nuestro país fue en 1991 y tuvo una duración de diez años. El Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (CONAVE) indica que el último brote importante en México fue del 2010 al 2015, en el que se notificaron 754, 373 casos de cólera, de los cuales se registraron 8,964 defunciones.

El cólera es un padecimiento diarreico agudo causado por la ingestión de alimentos o agua contaminados con la bacteria Vibrio cholerae. Datos de la OMS aseguran que continúa siendo una amenaza mundial para la salud pública y un indicador de inequidad y falta de desarrollo social, ya que tiene una mayor presencia en zonas económicamente subdesarrolladas.

Alimentacion sin colera NOM

La OMS indica que cada año hay en el mundo entre 1.3 y 4 millones de casos de cólera, y entre 21, 000 y 143,000 defunciones por esta causa. Datos alarmantes que en nuestro país tienen como respuesta la NOM-016-SSA2-2012.

Una NOM en pro de la vida

Por todos los problemas derivados de la cólera, la NOM-016-SSA2-2012 establece los criterios y especificaciones sobre las actividades relacionadas con la vigilancia, prevención, control, manejo y tratamiento del cólera.

La vigilancia se da a través de notificar a las autoridades correspondiente los casos sospechosos, confirmados y aquellos que hayan provocado la defunción. Para notificar este problema se toman los puntos dispuestos en la NOM-017-SSA2-1994, donde se dispone la vigilancia epidemiológica. De confirmarse un caso de cólera deberá estar notificado en el “Informe Semanal de Casos Nuevos de Enfermedades" como se establece en la NOM-017-SSA2-1994.

En el caso de la NOM-016-SSA2-2012 como parte importante, dispone que los laboratorios deben contar con un espacio específico para el análisis de alimentos y bebidas, éstos tendrán la capacidad técnica e infraestructura para el aislamiento, identificación, caracterización, medidas de bioseguridad y biocustodia para el Vibrio cholerae en sus serotipos O1, No O1 y O139 (diferentes tipos de cólera).

En la NOM se dispone que al arribo de un barco, aeronave, tren, vehículo automotor u otro medio de transporte en el cual se presuma la presencia de casos sospechosos de cólera o si se tiene el antecedente de la existencia de un caso ocurrido a bordo, la autoridad sanitaria competente debe aplicar las medidas correspondientes.

Es necesario un control sanitario en áreas de riesgo de transmisión de cólera, sin olvidar, la participación social en la detección de brotes coléricos. Sin duda la NOM atiende el problema desde todos los puntos en los que puede estar, dándole la importancia que debe tener.

Alimentacion sin colera NOM