El invierno se presta para donar un suéter o una chamarra, juguetes o alimentos a quienes más lo necesiten, es una época en la que se contagia el espíritu de la solidaridad. Aunque hay lugares en los que todo el año están preocupados por brindar asistencia social a quienes lo requieran, en especial a niñas y niños en situación de riesgo y vulnerabilidad.

En México el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) identificó 40.2 millones de individuos entre cero y diecisiete años, es decir, el 35% de la población mexicana es menor de edad. De ese número 4.42 millones, el 11% de la población infantil, viven en situación de pobreza extrema, no cuentan con bienes ni servicios básicos. A estas cifras debemos sumarle 2.5 millones de niños que trabajan en territorio nacional, esto según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En pro de eliminar las estadísticas alarmantes, fueron creados programas de asistencia infantil y establecimientos para menores en situación de riesgo, que con la ayuda de las NOM, sus parámetros mínimos y mecanismos básicos tienen las especificaciones óptimas para el servicio de los usuarios.

Para entender por qué funcionan en conjunto, se debe entender como Asistencia Social a las acciones inclinadas a modificar y mejorar las circunstancias de carácter social que impidan el desarrollo integral del individuo, así como la protección física, mental y social de personas en estado de necesidad, indefensión, desventaja física y mental, hasta lograr su incorporación a una vida plena y productiva.

Las NOM en asistencia de todos

Por un lado tenemos la NOM-167-SSA1-1997, que establece los mecanismos básicos que facilitan y alientan la instrumentación de acciones en favor de los menores y adultos mayores. Aquí están enmarcados los programas más importantes para la asistencia social.

En esta Norma Oficial Mexicana se encuentra la clasificación por nombre de los diferentes establecimientos que pueden brindar asistencia tanto a adultos mayores como a menores. En estos lugares se debe vigilar su desarrollo, promocionar y cuidar su salud, brindar los diversos apoyos que el menor requiere, entre otros.



Los establecimientos que se contemplan en la NOM son:

  • Casa Cuna. 
  • Casa Hogar para Menores. 
  • Albergue Temporal para Menores. 
  • Guardería Infantil. 
  • Internado. 
  • Centro de Atención Especializada.

Asistencia Social NOM

En cada uno de estos lugares se llevan a cabo tareas distintas, todas en beneficio del menor en situación de riesgo y vulnerable. Para que su estadía en dichos establecimientos sea lo más favorable existe otra norma.

Hablamos de la NOM-032-SSA3-2010, que se encarga de establecer las condiciones mínimas de los Establecimientos y Espacios de Asistencia social, con el fin de satisfacer la prestación de los servicios de asistencia social para niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo y vulnerabilidad.

Esta NOM especifica con qué áreas deben contar los establecimientos para brindar servicios de asistencia social, así como la exposición de los mismos.

Las NOM trabajan para mejorar la vida de los mexicanos, y qué mejor en esta época de solidaridad para conocer y recordar las NOM que socorren la calidad de vida.