Uno de los símbolos culturales que ha estado presente en la mayoría de culturas es el fuego, el cual no puede faltar en nuestras ofrendas. Antiguamente este elemento aparecía en el altar gracias a las rajas de ocote. Hoy en día, la tradición es colocarlo mediante una vela o veladora junto a las flores y rodeado de papel picado cada Día de Muertos.

El cirio en un vaso o sobre una base, vino a suplir a las ramas de ocote sin perder la esencia de este símbolo que es su flama: la fe y la esperanza. Su luz trémula es la guía que traerá a nuestros difuntos hasta sus ofrendas y de regreso a su nueva morada.

En varias comunidades se coloca una vela por cada difunto porque se cree que la flama de cada vela los guía. La particularidad de este elemento es el fuego, así que qué mejor para encender las veladoras o poner a calentar el dulce de calabaza para los invitados del más allá que un encendedor.

Siempre encienden, gracias a las NOM

Debido a la alta demanda de encendedores; por su uso fácil y práctico, además de proveer uno de los elementos para el ser humano necesario en muchas de sus actividades; las Normas Oficiales Mexicanas se dieron a la tarea de marcar los parámetros de calidad y seguridad, para que todos los consumidores puedan usar encendedores de manera segura y confiable.




La norma en la que encontramos establecidas las especificaciones de seguridad, tiene la clave NOM-090-SCFI-2014, encendedores portátiles, desechables y recargables. En su alcance encontramos a todos los artefactos que sirven para generar una flama.

Fuego NOM

La NOM incluye las acciones que deben seguir los diferentes tipos de encendedores (también descritos aquí) para generar una flama. Todas estas especificaciones nos dan la certeza para su uso, ya que, mediante el diagrama de elementos para su funcionamiento, se transparenta el adecuado sistema de acciones para encender una flama.

Fuego NOM

Con un encendedor podrás prender todas las luces sobre las velas para que tus difuntos no se pierdan. Usa el encendedor con el sello NOM en su etiqueta para evitar riesgos en tu ofrenda. No te olvides de no dejar las velas encendidas cuando no haya nadie en casa, evita accidentes.