Realizar una Norma Oficial Mexicana (NOM), determinar sus estándares y asegurar su cumplimiento no es tarea fácil. Para, lograr que las normas cumplan su objetivo, varios organismos trabajan arduamente.

Aquí te presentamos lo que hay detrás de una NOM, que garantiza su funcionamiento y cumplimiento.

Protección al consumidor

Es importante que sepas que existe un marco legal que protege los intereses del consumidor y permite el buen funcionamiento de las NOM. Algunas de ellas son la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Ley Federal sobre Metrología, los Lineamientos para la Aprobación de Laboratorios de Prueba, Calibración, Organismos de Certificación y Unidades de Verificación para llevar a cabo la evaluación de la conformidad con respecto de Normas Oficiales Mexicanas y el Mecanismo para la revisión quincenal de las NOM y NMX.

También debes saber que la Procuraduría Federal del Consumidor es el organismo al que puedes recurrir, en caso de que un producto o servicio no esté cumpliendo con la norma correspondiente.

Cabe recordar que las NOM son de carácter obligatorio, mientras que las Normas Mexicanas son lineamientos que permiten incrementar aspectos de calidad, pero no son obligatorias.


La denuncia puedes presentarla directamente al teléfono del consumidor 55688722 y 01 800 468 87 22 o por escrito en una oficina de la Profeco de tu localidad, por correo electrónico denuncias@profeco.gob.mx y a través de sus redes sociales. El objetivo es que cada vez se cuente con mejores productos y servicios que beneficien al consumidor y a nuestro país.


Conoce los procesos que dan vida a las NOM

Las NOM son creadas en la Dirección General de Normas, que es una dependencia de la Secretaría de Economía. Esta se encarga de expedir, modificar, cancelar y difundir las normas, así como de organizar el Comité Consultivo Nacional de Normalización (CCNN). Asimismo, aprueba los modelos e instrumentos de medición y coordina a los organismos de acreditación, entre otras tareas.





Para que las dependencias federales puedan crear una norma necesitan formar parte de un comité en el CCNN, encargado de elaborar un proyecto de norma que es publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), para ser objeto de consulta durante 60 días. Durante este tiempo se reciben comentarios y observaciones acerca de la norma. Luego de revisar, corregir el contenido y contestar a los comentarios, se autoriza su publicación definitiva.

NOM que se cumplan

Participación de los involucrados

Para demostrar que un producto o servicio efectivamente cumpla con lo dispuesto por las normas, este atraviesa por un proceso de Evaluación de la Conformidad, que implica procedimientos de certificación, verificación, calibración y muestreo, por mencionar algunos.

Estos procesos son avalados por los organismos de certificación, laboratorios de prueba, y de calibración y unidades de verificación, previamente autorizadas. Si una entidad privada (productor, distribuidor, comercializador, laboratorio, etc. que represente a un sector) desea ser evaluador de la conformidad debe cumplir con el artículo 72 de la Ley sobre Metrología y Normalización y consultar los datos de la Entidad Nacional de Acreditación.

Existen Acuerdos de Reconocimiento Mutuo (MRA), que son convenios que garantizan que los distintos organismos certificadores aprobados operan de manera equivalente, con las mismas normas y procedimientos. Así se tiene la certeza que todos los resultados son confiables y coherentes, sin distinción del órgano certificador. Estos acuerdos también se establecen con instituciones extranjeras e internacionales para el reconocimiento mutuo de los resultados.

La Secretaría de Economía (SE) participa en organismos internacionales como la Comisión Panamericana de Normas Técnicas (Copant), Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) y la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés) para estar en sintonía con temas de normalización a nivel mundial.