Un producto importante en la vida cotidiana de las personas y más para las que llevan una alimentación saludable es el yogurt. Existen diferentes presentaciones de este alimento pero el más recomendable para una dieta balanceada es el natural.

El yogurt contiene muchos beneficios para las personas que lo consumen, los cuales se pueden aprovechar aún más gracias a la NOM-181-SCFI-2010 que se encarga de que dicho producto cumpla con las debidas especificaciones fisicoquímicas y microbiológicas y que cuente con la información comercial necesaria, así como los métodos de prueba que deben aplicarse a este delicioso lácteo.

Yogurt NOM

Existen varias formas correctas de llamar a este producto y son: yogur, yogurt, yoghurth o yogurth; pero para disfrutarlo hay mil maneras.

¿Qué es el yogurt?

De acuerdo a la NOM-181-SCFI-2010 el yogurt es el producto obtenido de la fermentación de leche, estandarizada o no, por medio de la acción de microorganismos Streptococcus thermophilus y Lactobacillus delbrueckii subespecie bulgaricus, y teniendo como resultado la reducción del pH.

Además podrá clasificarse por sus componentes, independientemente de su presentación, en simple o natural y en saborizado o con fruta con hasta 50% (masa a masa) de ingredientes no lácteos, a saber: edulcorantes, frutas y verduras, así como jugos, purés, pastas, preparados y conservadores derivados de los mismos; cereales, miel, chocolate, frutos secos, café, especias y otros alimentos aromatizantes, naturales e inocuos y/o sabores. Los ingredientes no lácteos pueden ser añadidos antes o luego de la fermentación.

Recuerda que esta norma es aplicable para todo aquel yogurt que se comercialice dentro del territorio nacional.
Yogurt NOM