Las NOM hacen tu agua potable

¿Cómo sabemos que el agua que utilizamos es limpia?

En realidad no conocemos la composición o el tratamiento que recibe el agua que tomamos, pero confiamos en que esté limpia y efectivamente, el agua potable que se consume en México tiene que cumplir requisitos marcados por una Norma Oficial Mexicana. 

La NOM-127-SSA1-1994 Salud ambiental, agua para uso y consumo humano informa sobre los límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización, es decir “que el agua de consumo y uso no cause efectos nocivos para el ser humano”.

Gracias a esta NOM se evita la transmisión de enfermedades tanto gastrointestinales como de otro tipo, pues establece límites permisibles en cuanto a sus características bacteriológicas, físicas, organolépticas, químicas y radiactivas.

Analizando su calidad

Esta NOM fue creada en 1994, pero ha sido ratificada, modificada y actualizada para adaptarse a nuevas técnicas y tecnologías para hacer potable el agua. 

En la Norma se indican las técnicas para limpiar el agua. “La potabilización del agua proveniente de una fuente en particular, debe fundamentarse en estudios de calidad y pruebas de tratabilidad a nivel de laboratorio para asegurar su efectividad”. 

Ya sea desinfección (que es la destrucción de organismos patógenos por medio de productos químicos o procesos físicos), filtración (la remoción de partículas suspendidas en el agua al hacerlas fluir en un medio filtrante de porosidad adecuada), floculación (que es la aglomeración de partículas desestabilizadas en el proceso de coagulación química, por medios mecánicos o hidráulicos) o el intercambio iónico (intercambio de aniones o cationes por otros provenientes de un medio natural o sintético). 

La oxidación (introducción de oxígeno), la potabilización; la precipitación; la ósmosis inversa y la neutralización son también otras técnicas que permite la norma.

¿Qué sustancias puede contener el agua y seguir siendo potable?

La NOM indica los límites permisibles de características químicas que el agua debe tener para poder venderse. 

En total, se permite que el agua potable tenga 34 metales, en diferentes medidas. Por ejemplo, de aluminio el límite son 0.20 miligramos por litro; 0.70 mg/l de bario y dos mg/l de cobre. Las características radiactivas también deben ser ajustadas, y se expresan en Becquerel por litro (Bq/l). Se divide en dos tipos, la radiactividad alfa global, que se permite en 0.1Bq/l; y la radiactividad beta global, se permite en 1.0 Bq/l.

Agua para llevar

Por otra parte, en conjunto con la norma mencionada, la NOM-201-SSA1-2002, regula el agua purificada envasada, entendida como aquella sometida a un tratamiento físico o químico que se encuentra libre de agentes infecciosos, cuya ingestión no causa efectos nocivos a la salud y para su comercialización se presenta en botellones u otros envases con cierre hermético. Estas presentaciones deben seguir otra norma que indica los etiquetados y envasados de alimentos y bebidas no alcohólicas.

NOM agua embotellada

Comparte

Más agua para los mexicanos

Tener una opción más para aumentar el suministro de agua para los mexicanos es de suma importancia. Por eso existen NOM que lo regulan.