El agua es conocida como el líquido vital, porque nuestra vida se desarrolla a partir de ella. De acuerdo con el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés), la superficie de nuestro planeta está constituida por tres cuartas partes de agua, es decir el 71%. Aunque es verdad que el agua es el elemento natural más abundante en la Tierra, no toda es apta para el consumo del ser humano.

El agua para nuestro consumo se reduce al 1% del total, por lo que urge que se tomen acciones para cuidar este líquido vital. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), en su Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo: durante el aseo personal desperdiciamos entre 80 y 120 litros de agua. Para combatir este desperdicio surge la NOM-008-CONAGUA-1998.

Una norma para cantar bajo la regadera con toda tranquilidad

A través de la NOM-008-CONAGUA-1998 se establecen las especificaciones y métodos de prueba que deben cumplir las regaderas empleadas en el aseo corporal, con el fin de asegurar el ahorro de agua, una acción muy importante en estos días de cambios climáticos.



Uno de los postulados de esta NOM indica que las regaderas se clasifican de acuerdo a su intervalo de presión estática de operación, como lo muestra la siguiente tabla.

Regadera Tipo

Rango De Presión De Trabajo Kpa (Kgf/Cmj)

Niveles De Edificación

Baja Presión 

20 A 98 (0,2 A 1,0)

1 A4

Media Presión 

98 A 294 (1,0 A 3,0)

De 4 A 12 O Equipo Hidroneumático

Alta Presión

 

294 A 588

(3,0 A 6,0)

 

Más De 12 O Equipo

Hidroneumático

A partir de esta tabla es que las regaderas deben contar con el diseño que asegure el gasto del agua según su rango. Otras especificaciones en la NOM son sobre la resistencia de las regaderas al envejecimiento, a la presión hidráulica, a la temperatura y a la corrosión, y su durabilidad debe garantizar que no aparezcan fugas ni anormalidades.

Cuando compres una regadera la NOM estipula que el empaque debe contener un instructivo de uso y la siguiente información de manera legible:

a)      Marca registrada y/o logotipo del fabricante.

b)      Denominación del producto.

c)       Leyenda que identifique el país de origen.

d)      Indicación de Certificación del Producto.

Tipo de presión de trabajo y niveles de edificación especificados.

Cuidar el agua es responsabilidad de todos, y con la NOM-008-CONAGUA-1998 vigilamos que durante el baño se cumpla, es hora de que pongas de tu parte, no desperdicies agua y revisa que la regadera que adquieras tenga el sello de NOM.