Las normas surgen por diversas necesidades de los mexicanos, desde contar con un mejor control ambiental debido a los altos niveles de contaminación, hasta la regulación de un nuevo producto en el mercado local.

Si bien toma un tiempo considerable concretar una norma para que pueda ser aplicada, las especificaciones y objetivos para los que fue creada pueden resultar insuficientes con el paso de los años. Por tal motivo existe una revisión quinquenal para analizar su situación y determinar si requiere de algún ajuste o actualización para continuar siendo útil para la población. .

El inicio de las revisiones de las normas

En el año 1997 surgió el primer publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) denominado “Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización” donde, entre otras especificaciones, se establece que tanto las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) como las Normas Mexicanas (NMX) deberán ser revisadas cada 5 años a partir de la fecha de su entrada en vigor. Siendo hasta el año 1999 que, a través de la Comisión Nacional de Normalización, se aprobó el documento denominado “Mecanismo para la revisión quinquenal de las normas oficiales mexicanas y normas mexicanas”, en el que se abordan los temas antes señalados.


¿Cómo se hace la revisión?

La revisión quinquenal que establecen los artículos 51 y 51-A de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización publicado en 1997, debe realizarse 5 años después de la entrada en vigor de las normas oficiales mexicanas (NOM) o dentro de los cinco años posteriores a la publicación de la declaratoria de vigencia de las normas mexicanas (NMX). Y en el caso de aquellas que entraron en vigor previamente al año de dicha publicación (1997) la revisión correspondiente a éstas debió haberse realizado 5 años después, es decir, en el 2002.

 

Podemos resumir el proceso a grandes rasgos en los siguientes puntos: 

  • Se identifican las normas cuyo plazo quinquenal venza el siguiente año.
  • Se establece el comité que deberá hacer la revisión. 
  • Después de la revisión, se analiza si cada norma tendrá una modificación, cancelación o ratificación. 
  • En caso de que sí haya modificación, se crea el anteproyecto de propuesta. 
  • Dicha propuesta pasa a autorización. 
  • Se notifica el resultado de la revisión con su respectiva justificación. 


Ahora sabes que las normas se mantienen al día para que lo que consumas, ya sean productos o servicios, cuenten con la calidad y seguridad suficientes para tu tranquilidad.