Seguramente has visto que algunos productos presentan una certificación de calidad normativa que no es Norma Oficial Mexicana (NOM), sino Norma Mexicana (NMX), ¿sabes cuáles son las diferencias? Estos dos tipos de norma están expuestas en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización (LFMN), y en esencia la diferencia está en la obligatoriedad, ya que se debe cumplir forzosamente lo dispuesto en la NOM, y no así en las NMX, que son de cumplimiento voluntario, a menos que una NOM establezca lo contrario, entonces también es obligatoria.

Las dos están relacionadas. Dentro de las referencias de una NOM puede aparecer una NMX, lo que hace que ésta última, también sea obligatoria. Las normas se publican en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y pasan por el mismo proceso, el de ser un Proyecto (PROY).

Norma Oficial Mexicana, NOM
Las NOM sirven para prevenir los riesgos de la salud, la vida y el patrimonio. Son regulaciones técnicas que presentan la información, los requisitos, las especificaciones, los procedimientos y la metodología, indicaciones, establecidas en el art. 40 de la LFMN, con las que las diversas dependencias gubernamentales pueden establecer parámetros medibles, en beneficio de los consumidores y el medio ambiente. Por lo que éstas son llevadas a cabo por particulares o secretarías específicas en la materia.

Norma Mexicana, NMX

Las NMX se elaboran por un organismo nacional de normalización que es la Secretaría de Economía. Ésta prevé para un uso común y repetido reglas, especificaciones, atributos, métodos de prueba, directrices, características o prescripciones aplicables a un producto, proceso, instalación, sistema, actividad, servicio o método de producción u operación, así como aquellas relativas a terminología, simbología, embalaje, marcado o etiquetado. Su aplicación es voluntaria.

Dos Normas NOM

Similitudes y diferencias

Los dos tipos de normas se identifican por tres letras: NOM y NMX. Para las Normas Oficiales Mexicanas después de la clave hay tres dígitos, según la numeración de la norma en específico, como NOM-006-SCFI-2005. En cambio en las NMX, tras la clave, se colocan las letras que indican el área técnica que realizó la norma y a continuación los tres dígitos de la numeración, como NMX-AA-127-SCFI-2006, donde AA indica análisis de agua.

Las dos normas apuntan las siglas de la secretaría de estado o dependencia que estuvo involucrada en el estudio, emisión y encargo de los procedimientos de verificación (SCFI). Por último está el año en el que se da a conocer la norma. Aunque en las NMX, después del año, puede aparecer el organismo privado responsable de su creación.

Las NOM o NMX están pensadas para garantizar la calidad de los productos y servicios que el consumidor tenga a su disposición. Si bien, una no es obligatoria, sí es un respaldo que beneficia a la población. Si quieres conocer más te invitamos a revisar el artículo 51-B de la ley federal sobre metrología y normalización en el que se describe cuál es la aplicación de una NMX o una NOM y quienes las elaboran.