La eficiencia energética es la capacidad de obtener el mejor aprovechamiento de la energía que tenemos disponible en nuestro país. Es decir, utilizar nuestros recursos energéticos al máximo haciendo el mínimo uso de ellos. Con esto logramos un país más sustentable y eficiente para los mexicanos.




Como país, México ha conseguido una serie de grandes resultados en materia energética logrando eficientar este valioso recurso para el desarrollo humano, así como su impacto en el sector económico. Para ello, se han creado una serie de Normas Oficiales Mexicanas que ayudan a que la distribución y utilización de energía, sea el adecuado para un uso correcto de la misma.

Normas desarrolladas no sólo por las autoridades correspondientes, sino también por un grupo de especialistas que duplican beneficios de cada una de ellas. Por ejemplo, en este caso por el Comité Consultivo Nacional de Normalización para la Preservación y Uso Racional de los Recursos Energéticos (CCNNPURRE), quienes contaron con el apoyo y colaboración de diversas dependencias, organismos e instituciones públicas y privadas. Por mencionar algunas de ellas: Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos, Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas, Centro de Investigaciones en Óptica o Comisión Federal de Electricidad.

Alumbrado para espacios comunes

En todas las normas establecidas para el cuidado de la energía, se encuentra la NOM-007-ENER-2014, la cual vela por la eficiencia energética para sistemas de alumbrado en edificios no residenciales. Con esta regulación, se establecen los niveles de eficiencia energética en términos de Densidad de Potencia Eléctrica para Alumbrado (DPEA), así como del método para el cálculo del mismo; aplicado a los sistemas de alumbrado de edificios no residenciales nuevos, ampliaciones y modificaciones de los ya existentes.




El objetivo es que la construcción de edificios sea por medio de un uso eficiente de la energía eléctrica, mediante la optimización de diseños y la utilización de equipos y tecnologías que incrementen la eficiencia energética.

Dicha Norma cubre todos aquellos edificios que se encuentren dentro de los siguientes tipos:

  • Oficinas 
  • Escuelas y centros educativos 
  • Establecimientos comerciales 
  • Hospitales 
  • Hoteles 
  • Restaurantes 
  • Bodegas 
  • Recreación y cultura 
  • Talleres de servicio 
  • Centrales de pasajeros

La luz en las calles: seguridad y visibilidad

Una de nuestras mayores preocupaciones es que al caer la noche, nuestras fuentes de iluminación funcionen sin ninguna deficiencia, ya que si no contamos con la energía suficiente podemos quedarnos en total oscuridad.

Para ello contamos dos Normas: NOM-031-ENER y NOM-013-ENER-2013; enfocadas a la regulación para el alumbrado de vialidades y áreas exteriores como estacionamientos, ya sea por diodos emisores de luz (LED) u otros sistemas de iluminación.

En general, el principal objetivo de estas normas es la de conseguir que los productos y materiales empleados para la iluminación cumplan con los estándares de calidad establecidos por las normas para que la obtención y utilización del recurso energético sea el de mayor aprovechamiento sin llegar a un mal uso y desgaste. Así, podremos contar con energía para más mexicanos por más tiempo.