Entre los propósitos de año más comunes se encuentra el dejar de fumar, pues para muchos ésta pasa de ser una actividad casual a un mal hábito que perjudica su salud y la de otros. Se crearon NOM que están detrás del control para el tabaquismo, desde el etiquetado de cigarrillos hasta la regulación de los servicios prestados para afrontar las adicciones. 

Las causas por las que la mayoría comienza a fumar casi siempre son sociales; y la etapa de inicio, la adolescencia. Porque los padres lo hacían, porque se ve bien, porque los amigos lo sugerían, por curiosidad; varias son las razones para probar el tabaco pero son mayores las pruebas para no abusar del mismo: puede causar cáncer de pulmón, obstaculiza la circulación sanguínea, aumenta el riesgo de ataques cardíacos, entre una larga lista negativa.

Claridad durante la venta

Se han hecho muchos esfuerzos por parte de los gobiernos por alentar a la población de lo perjudicial que puede ser el consumir tabaco, entre limitar la comunicación comercial y aumentar los costos, uno de los aspectos que más se controlan es la claridad con que cuenta cada marca.

Para esto existen dos normas que facilitan el entendimiento a los consumidores:

La NOM-050-SCFI-2004, Información comercial-Etiquetado general de productos. Con la que se pueden identificar las marcas de cigarrillos piratas, es decir, aquellas que no cumplen con los requisitos mínimos para su venta. Puede ser que productos de este tipo sean de un costo más bajo, pero si el tabaco ya presenta daños para la salud, los de este tipo lo son aún más. 

Y la NOM-030-SCFI-2006, Información comercial-Declaración de cantidad en la etiqueta-Especificaciones. Con esta norma los consumidores pueden realizar una evaluación entre la cantidad y el valor de cada producto, así puede tomar una decisión de compra más razonada y no tener que recurrir a la venta informal en las calles donde se pueden adquirir cigarrillos sueltos, con lo que se corre el peligro de consumir algo fuera de los estándares de calidad.

Ayuda de un profesional

La NOM-028-SSA2-2009, Para la prevención, tratamiento y control de las adicciones. Apartarse del cigarrillo es un propósito de año recurrente ya que no es nada fácil frenar su consumo de un día para otro, sino, no se convertiría en un reto a vencer. En el mercado aparecen muchos productos que prometen terminar con la dependencia al tabaco, pero nada como contar con la asesoría y seguimiento de un experto en el tema. Así que para seguridad de los posibles pacientes, esta norma establece los procedimientos y criterios para la atención integral de las adicciones en establecimientos que realicen actividades preventivas, de tratamiento, rehabilitación y reinserción social, reducción del daño, investigación, capacitación y enseñanza.

Disminuyendo enfermedades

El consumo de tabaco puede causar varias afecciones a la salud y hay una norma que tiene una tarea en particular: la NOM-037-SSA2-2012, cuyo objetivo es el de establecer los procedimientos y medidas necesarias para la prevención, tratamiento y control de las dislipidemias, a fin de proteger a la población de este importante factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, cerebrovascular y vascular periférica, además de brindar una adecuada atención médica.

La aterosclerosis es una de las principales causas para el desarrollo de este tipo de enfermedades y el consumo de tabaco es uno de los causantes, así como una vida sedentaria o una dieta no saludable, entre otras. Un tema de gran importancia, pues las enfermedades cardiovasculares se han convertido en los últimos años en la principal causa de muerte en el país. Como hemos visto, dejar de fumar no es nada sencillo, pero las razones son muchas y la ayuda está disponible para quien esté interesado en conseguirlo.