El año pasado se anunció que la SEP instalaría 11 mil bebederos en escuelas de educación primaria, esto para cumplir con la reforma al artículo 11 de la Ley General de la Infraestructura Física Educativa, publicada el 7 de mayo de 2014. Asimismo el año pasado se publicó en el Diario Oficial de la Federación los Lineamientos para la Instalación y Mantenimiento de Bebederos que rigen al Programa Nacional de Sistema de Bebederos para 2016.

La reforma tiene el objetivo de reducir en los planteles escolares el consumo de líquidos azucarados como “refrescos” o jugos envasados para propiciar el hábito del consumo de agua potable en los estudiantes. Para esto la instalación de bebederos es esencial, aunque, hay una gran cantidad de materiales de fabricación. Por ello se vuelve necesario una norma mexicana como la NMX-R-080-SCFI-2015.




La importancia de estar hidratados

En primer lugar, dos tercios del peso de un ser humano, es decir más del 60%. Y en segundo lugar, se ha comprobado que los niños que beben agua durante el tiempo que se está recibiendo clases o cualquier tipo de instrucción, mantienen al cerebro alerta y listo para aprender.

Bebederos NOM

Una Norma Mexicana preocupada por la hidratación

El objetivo de la NMX-R-080-SCFI-2015 es establecer los requisitos mínimos para el diseño, construcción, fabricación, instalación y mantenimiento de bebederos y sus sistemas auxiliares de potabilización, con lo que proveerá agua potable en las instalaciones de escuelas.

Para esto se debe considerar a todos los materiales, instalaciones, tuberías, depósitos de almacenamiento, registros, entre otros como los sistemas de componentes que abastecen y distribuyen el agua para los bebederos.

Los bebederos deben ser aptos para todos, por lo que su diseño debe satisfacer las necesidades de cualquiera. Pensando en esto, los bebederos deben ser accesibles para personas con discapacidad y ser ergonómicos dependiendo del nivel educativo. En la NMX se disponen las medidas necesarias para su fabricación.

Si las instalaciones educativas cuentan con bebederos anteriores a la emisión de esta Norma Mexicana, podrán utilizarse. Sin embargo deberán de evaluarse y sujetarse a las condiciones planteadas en la NMX para mejoras o en su caso para su sustitución.

La aplicación de esta norma debe verificarse a través de un análisis, en el que se incluye las generalidades como materiales y diseño, que el mueble cumpla con las especificaciones, la calidad del agua y la presión operativa del agua.

Bebederos NOM