Los aparatos eléctricos están presentes casi en todos los lugares de nuestro hogar. Por ejemplo, usamos una licuadora para prepararnos una bebida en el desayuno, prendemos el televisor para ver el noticiario o incluso cuando a fin de año adornamos con motivos navideños, usamos una gran cantidad de luces, adornos y juguetes que requieren energía eléctrica, que como todo producto que utiliza este medio, presenta un riesgo tanto para su correcto funcionamiento como para la integridad de quien lo use si es que presenta alguna falla. Para esto contamos con el respaldo de las NOM, las cuales velan por lograr esa seguridad.

La NOM eléctrica

¿Se te descompuso el refrigerador y no congela? Posiblemente sea por una falla eléctrica, deficiencia del producto o por mal uso, para cualquiera de éstas la NOM-003-SCFI-2014 establece las características y especificaciones de seguridad que deben cumplir los productos eléctricos, que se importen o comercialicen, en los Estados Unidos Mexicanos.

La NOM-003-SCFI-2014 tiene como propósito la prevención de peligro a los consumidores y la conservación de sus bienes, precaviendo el mal uso razonablemente, cuando su instalación, conservación y uso, correspondan a la finalidad a que estén destinados, conforme a los principios siguientes: 

a) Protección contra los peligros provenientes del propio producto eléctrico; 

b) Protección contra los peligros causados por efecto de influencias exteriores sobre el producto eléctrico; 

c) Funcionamiento seguro; 

d) Información de uso y conservación de los productos eléctricos, marcado y etiquetado.

Electrocutarnos NOM

Aunque la mayoría de nuestros electrónicos reciben la energía necesaria desde la corriente eléctrica, también existen otras fuentes de las que pueden obtener la carga eléctrica para su funcionamiento. Para términos de esta norma, se toma en cuenta: 

  • Alimentación con energía eléctrica del servicio público 
  • Pilas 
  • Baterías 
  • Acumuladores y autogeneración 
  • Corriente alterna y/o corriente continua

Con una tensión nominal hasta 1 000 V en corriente alterna y de hasta 1 500 V en corriente continua.

De los cuales se pueden clasificar en los siguientes tipos

  • Artefactos eléctricos 
  • Aparatos electrodomésticos 
  • Herramientas eléctricas 
  • Equipos de control y distribución 
  • Luminarios 
  • Productos decorativos de temporada 
  • Juguetes eléctricos

Así que, revisando esta norma puedes estar más tranquilo, porque los aparatos eléctricos que utilizas para realizar tus diferentes tareas cuentan con la seguridad de uso, si es que tienen consigo el certificado NOM.