Semana a semana dentro de este portal te hemos compartido el universo de Normas Oficiales Mexicanas de las cuales disponemos para garantizar la seguridad y calidad de productos, servicios y acciones que consumimos o llevamos a cabo los mexicanos; pero también es importante conocer más a fondo las mismas NOM desde su elaboración. En este caso, veremos el proceso correcto para la redacción de una norma.

¿Quién las elabora?

El primer paso para la generación de una nueva norma es elaborar un documento conocido como Anteproyecto de Normas Oficiales, y las encargadas del tema son las dependencias gubernamentales que poseen las facultades de regulación. En total son 16 dependencias normalizadoras (entre ellas 9 Secretarías) las que elaboran y emiten Normas Oficiales Mexicanas.

¿Quién las aprueba?

Los anteproyectos son discutidos por grupos de trabajo en los cuales participan todos los sectores relevantes, una vez terminado el trabajo del grupo se presentan a los Comités Consultivos Nacionales de Normalización (CCNN), en los cuales está inscrita la norma para su aprobación o comentarios.


Los CCNN están conformados de manera multidisciplinaria por servidores públicos, académicos y expertos, es decir, aquellos que tengan un papel alrededor de cada norma.


Una vez que sea aprobada por los Comités, el anteproyecto se somete a una consulta pública durante 60 días en los cuales se reciben comentarios del público en general, se contestan y toman en cuenta antes de la publicación de la norma, luego se puede avanzar para la aprobación de la norma.


También puedes consultar la nota “Así se presentan las Normas Oficiales Mexicanas” para seguir más a detalle este proceso.

Redactar NOM

¿Cuál es la Norma?

Si bien ya se contaba con la NMX-Z-013/1-1977 Guía para la redacción, estructuración y presentación de las Normas Mexicanas, a partir de noviembre de 2015 se publicó la declaratoria de vigencia y 90 días después entró en vigor la NMX-Z-013-SCFI-2015 Guía para la estructuración y redacción de normas; cancelando así a su antecesora.


En esta norma se consideran: Proyectos, Anteproyectos, Normas Mexicanas, Normas Oficiales Mexicanas, Normas de Referencia y Normas de Emergencia; cuando su antecesora solamente contemplaba a las Normas Mexicanas. Además de contener algunas recomendaciones con respecto a la presentación de las normas.

Objetivo y estructura de las normas

De acuerdo a la NMX-Z-013-SCFI-2015 el objetivo de una norma es definir sin ambigüedad el tema y el propósito del documento, aún si el tema aparece claramente indicado en el título. Este elemento sirve también para complementar o ampliar la información dada por el título. No debe usarse para señalar especificaciones. Para alcanzar ese objetivo, la norma debe:


  • Ser tan completa como sea necesario dentro de los límites especificados por su campo de aplicación. 
  • Ser consistente, clara y precisa. 
  • Tomar en cuenta el estado de la técnica. 
  • Proporcionar un marco de trabajo para futuros desarrollos tecnológicos. 
  • Ser comprensible para personas calificadas que no han participado en su preparación. 
  • Tomar en cuenta los principios para la redacción de las normas.


En cuanto a su estructura las normas son tan variadas que no se pueden establecer reglas universalmente aceptables para la subdivisión del contenido.


Sin embargo, como regla general, se debe preparar una norma individual para cada tema por normalizar y publicar como una entidad completa. En casos específicos y por razones prácticas, por ejemplo si: 

a) Se corre el riesgo que la norma sea muy voluminosa. 

b) Partes subsecuentes del contenido están interrelacionados. 

c) Partes subsecuentes de la norma podrían ser mencionadas en reglamentos. 

d) Partes de la norma están destinadas a ser utilizadas con el propósito de certificación.

Redactar NOM


México es el país con más normas certificadas del mundo.


Contenido de las NOM

Dicha implementación busca, a manera de guía, establecer las reglas de elaboración para que las normas se redacten de la forma más uniforme posible independientemente de las diferencias en su contenido técnico. Estableciendo indicaciones para todos los siguientes puntos que pueden incluirse dentro de las normas en sus diferentes tipos.


Elementos informativos preliminares: 

  • Portada 
  • Índice del contenido 
  • Prefacio 
  • Introducción


Elementos normativos generales: 

  • Objetivo y campo de aplicación 
  • Referencias normativas


Elementos normativos técnicos: 

  • Términos y definiciones 
  • Símbolos y términos abreviados 
  • Requisitos
  • Muestreo 
  • Métodos de prueba 
  • Clasificación, designación y codificación 
  • Marcado, etiquetado y envasado


Elementos informativos complementarios: 

  • Apéndices informativos 
  • Bibliografía 
  • Índices


Otros elementos informativos: 

  • Notas y ejemplos integrados en el texto 
  • Notas al pie de página


Elementos y reglas comunes: 

  • Formas verbales para la expresión de disposiciones 
  • Ortografía y abreviación de nombres de organizaciones, estilos, trabajos de referencia y términos abreviados 
  • Uso de nombres comerciales 
  • Derechos de patente 
  • Figuras 
  • Subfiguras 
  • Tablas 
  • Referencias 
  • Representación de números y valores numéricos 
  • Magnitudes, unidades, símbolos y signos 
  • Fórmulas matemáticas 
  • Numeración 
  • Valores, dimensiones y tolerancias


Aspectos de la evaluación de la conformidad: 

  • Documentos que contienen requisitos para productos, procesos, servicios, personas, sistemas y organismos 
  • Sistemas y esquemas de evaluación de la conformidad 
  • Referencias a normas de evaluación de la conformidad


Aspectos de los sistemas de gestión de la calidad, confiabilidad y muestreo: 

  • Generalidades 
  • Política del sector