Saltar al contenido

Al cargar gasolina, las NOM están de tu lado

Las NOM están presentes en todos lados para protegerte y que confíes en que las cosas están bien hechas para tu beneficio. La carga de combustible para nuestro vehículo es una cuestión que debe tomarse con seriedad y contar con regulaciones adecuadas para tu seguridad tanto física como económica.

La NOM-005-SCFI-2011 es la encargada de establecer las especificaciones, métodos de prueba y verificación que se aplican a todas las bombas de despacho de gasolina, o cualquier otro combustible líquido que se comercialice en México.

Esta NOM es muy completa ya que revisa varios aspectos de este proceso. Empezando por el dispositivo que administra el combustible para tu consumo, es decir, todas las bombas de gasolina del país deben contar con ésta para poder funcionar, hasta los instrumentos de regulación y verificación que requieren estos mismos dispositivos.

Cuando se reporta algún mal funcionamiento de un dispositivo de distribución de combustible, los aparatos que revisan que éstos trabajen bien, también deben cumplir con esta NOM para poder asegurar que la revisión se haga conforme a la ley y las normativas técnicas.

Como puedes ver esta Norma Oficial Mexicana está enfocada específicamente en que los medios utilizados para el despacho de gasolina, funcionen con gran eficiencia para que tú puedas pagar exactamente por lo que consumas.

Si la Profeco, uno de los órganos encargados de vigilar el cumplimiento de esta NOM, detecta algún tipo de modificación, con intensión o sin ella, puede llegar a multar al servicio hasta por 2.5 millones de pesos según lo amerite.

Después de la carga de combustible de tu auto también existen NOM que actúan a tu favor, como la NOM-041-SEMARNAT-2015. Fue creada para revisar que los vehículos cumplan los requisitos de emisiones contaminantes permitidos. Lo que significa que tu auto no contamine de más. Aunque esto último no depende completamente de la gasolina pero sí importa mucho la calidad de ésta.

El consumo de combustible es una responsabilidad compartida, mientras el Gobierno Federal crea las NOM para que tu consumo sea justo, a nosotros como sociedad nos toca el cuidar y también vigilar de muchas formas que esto se cumpla.
Precisamente para que tu carga de combustible sea óptima, te dejamos estos consejos para que te ayuden a lograrlo:


  1. Entre más temprano mejor. Los combustibles tienen la propiedad de expenderse con temperaturas altas, por esta razón muchas veces cuando hace más calor en el día, los litros que te venden pueden no ser litros completos.

  2. Verifica que al momento de despachar las bombas estén en ceros. Además de poner atención de que no salte del 5 al 7 el medidor de forma repentina.
  3. No cargues gasolina cuando esté el tanque vacío. Es mejor cuando estás a la mitad, así no gastarás tanto llenándolo y verás que el rendimiento es mejor. También puede afectar a tu auto dejar que siempre llegue a la reserva o se te vacíe completamente el tanque.
  4. Pide que se te despache a velocidad baja. Así saldrán menos gases de la manguera.
  5. Que te despachen en litros y no en pesos. De esta forma estás asegurando que te carguen lo que pides, además podrás aprender cuánto es lo que le cabe exactamente a tu auto.
  6. Siempre pide ticket o factura. Es la mejor forma de ampararte ante irregularidades que notes en alguna estación de recarga de combustible.
  7. Revisa hologramas. Cada una de las bombas despachadoras de las gasolineras deben contar con un certificado que las acredite como bombas reguladas y autorizadas por la Profeco, esto significa que cumplen con la NOM-005-SCFI-2011.
  8. No confíes en el plástico. Llevar una garrafa de este material para medir la cantidad que nos ponen no es confiable, sobre todo porque el plástico tiende a deformarse con líquidos fuertes como la gasolina.

Como puedes ver las NOM están de tu lado. En tus cargas de combustible, no dudes nunca en hacerlas respetar.