Saltar al contenido

Centros de atención para perros y gatos

Tener una mascota puede resultar bastante favorable para la convivencia en un hogar, ya que éstas llegan a convertirse en parte de la familia. La compañía que ofrecen es bastante reconfortante y para que sus dueños puedan darles una atención adecuada existen centros de atención canina y felina que ofrecen servicios básicos e incluso se encargan de aquellos animales que por diversas causas se quedan sin hogar.

La forma de regular que la atención sea la adecuada, es a través de la NOM-042-SSA2-2006, para las actividades de vacunación antirrábica, captura, observación, entrega voluntaria para su eliminación, esterilización, toma de muestras, diagnóstico de laboratorio y primer contacto con personas agredidas.

¿De qué se encargan los centros de atención?

Después de que durante años el mayor problema relacionado con las mascotas fuera la rabia -sobre todo de perros- afortunadamente y en gran parte por las campañas de vacunación y por la consciencia ciudadana, esta enfermedad se ha reducido considerablemente. En la actualidad, los centros de atención a mascotas se encargan de buscar una convivencia sana entre habitantes y mascotas de hogar o en situación de calle, ofreciendo atención veterinaria y haciendo un control poblacional de perros y gatos en conjunto con las personas.

De acuerdo a la NOM-042-SSA2-2006 de prevención y control de enfermedades, su principal objetivo es el de prevenir enfermedades zoonóticas y lesiones a la población en general ocasionadas por los perros y gatos. Y las especificaciones sanitarias que dicta para los centros de atención canina son las siguientes:

  • Deberán tener como responsable técnico a un médico veterinario zootecnista, con cédula profesional, con una especialidad en salud pública, en medicina preventiva, o en pequeñas especies.
  • Deberán contar con una organización de: un responsable técnico, un chofer, dos técnicos (capturadores u operarios) y un encargado de la limpieza de jaulas, alimentación e hidratación de los animales confinados.
  • Deben considerar como prioritarias en su operación los casos de rabia y las agresiones producidas por perros y gatos, así como enfermedades y plagas exóticas y enzoóticas.
  • El personal deberá mantener vigente su esquema antirrábico pre-exposición, así como haberse practicado la titulación de anticuerpos, conforme a la NOM-011-SSA2-1993.
  • El personal deberá recibir capacitación en materia de bienestar en animales de compañía, en técnicas de captura al igual que para el sacrificio de perros y gatos.

Así mismo, la NOM indica que los centros de atención deberán de mantener enterada a la comunidad de habitantes sobre los planes y actividades que se lleven a cabo para que las personas estén al pendiente y puedan llevar a sus mascotas favoreciendo tanto su salud como la de la población en general, actuando de forma responsable al ser dueños de este tipo de animales domésticos.

La importancia de la esterilización

En 2015 se llegó a la cantidad de 23 millones de perros y gatos en el país, lo triste de este número es que el 70% de estos animales se encuentran en situación de calle y tan sólo el 30% cuentan con un hogar; de acuerdo a estudios del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los centros de atención canina ofrecen el apoyo para mantener un control de la población de estos animales capturando y sacrificando a los perros y gatos que no son reclamados, pero esto no es la solución.

Lo que en verdad puede hacer un cambio es la responsabilidad de los dueños al no abandonar a sus mascotas y, principalmente, esterilizando para evitar su reproducción, debido a que al momento de tener nuevos animales es cuando aumentan las probabilidades de que éstos terminen en la calle y sin dueños.

Los datos dicen que alrededor de 10 millones de perros y gatos callejeros no están esterilizados. Además de representar un riesgo de seguridad para la sociedad, también representan un foco de infección, pues según estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) las heces fecales que estos animales dejan por las calles del país pueden afectar la salud del ser humano con más de 100 enfermedades.

Cada tercer sábado de agosto se conmemora el Día Internacional del Animal sin Hogar. Un buen momento para hacer conciencia y tomar muy en cuenta la existencia de la NOM-042-SSA2-2006, para evitar que el número de mascotas abandonadas sigan creciendo.