Saltar al contenido

Conoce y celebra el día de la Cruz Roja Mexicana

Hoy es común que en las emergencias nacionales y también en accidentes diarios veamos las ambulancias y al personal de Cruz Roja Mexicana actuando, pero esto no fue siempre así.

El 21 de febrero se celebra el Día de la Cruz Roja Mexicana. Ese día de 1910 el presidente Porfirio Díaz decretó la creación y reconocimiento de esta asociación, después de que la misma demostrara su valor e importancia para la sociedad.

Un año antes, la Cruz Roja Mexicana, que en ese momento sólo tenía una mesa directiva, acudió a la ciudad de Monterrey a auxiliar a más del 50 por ciento de su población afectada por una tromba que dejó un gran número de víctimas y damnificados.

En ese entonces al frente de la brigada se designó al Dr. Fernando López y a su esposa Luz González, quienes fueron acompañados de mujeres brigadistas. La ayuda y presencia sobre todo de Luz Gonzáles fue tal que el gobierno entendió la importancia de la Cruz Roja.

Presente en la historia de México

La Cruz Roja Mexicana ha estado presente desde entonces en episodios desafortunados para la población, tal como la Revolución Mexicana, la Decena Trágica, brotes de epidemias como tifoidea e influenza, el recibimiento de niños y niñas españoles a causa de la Guerra Civil Española, y la atención a jóvenes estudiantes víctimas de la matanza de Tlatelolco en 1968, entre otros eventos.

Actualmente tanto la Cruz Roja como otras instituciones que brindan atención de emergencia, traslados de víctimas a hospitales y en general que velan por la salud y bienestar de todos, están obligados a cumplir ciertas Normas Oficiales Mexicanas.

Ayudando a los mexicanos

Tal es el caso de la NOM-034-SSA3-2013, sobre la regulación de los servicios de salud, atención médica prehospitalaria.

Esa NOM, realizada con la participación de la Cruz Roja Mexicana, entre otras instituciones de salud, indica las disposiciones generales para ambulancias y específicas para ambulancias terrestres, de traslado, marítimas, aéreas, así como lo necesario para llevar a cabo atención prehospitalaria.

Todas las ambulancias, sin importar el tipo, deben dar mantenimiento preventivo o correctivo al equipo médico a bordo de la misma, y deben registrarlo en una bitácora. Además, todo personal que preste servicios de atención médica prehospitalaria a bordo de la ambulancia debe tener formación específica y recibir capacitación periódica.

Por otro lado, no es suficiente identificar a una ambulancia por su sirena, cada elemento mostrado responde a la NOM. Ésta marca que el vehículo, terrestre, aérea o marítima, deberá portar al frente, en los costados y en la parte posterior la leyenda “AMBULANCIA”, con letras de tamaño no menor a 10 centímetros, de manera invertida al frente, de material reflejante y en color contrastante con la ambulancia.

Además en los costados se especificará el tipo de ambulancia de que se trate: traslado, urgencias básicas o avanzadas y cuidados intensivos; en su caso, deberán rotularse el toldo, la cubierta y el fuselaje. El compartimiento destinado para la atención del paciente, deberá contar con vidrios que impidan la visibilidad desde el exterior, pueden ser polarizados, entintados, esmerilados, opacos u otros. Excepto las ambulancias de las fuerzas armadas.

En cuanto a las especificaciones que marca la NOM para ambulancias marítimas, por ejemplo, Deberán contar con un operador de ambulancia técnico de atención médica prehospitalaria (TAMP), autorizado para realizar operaciones marítimas a excepción de las ambulancias de las fuerzas armadas.

Siempre pensando en la salud de las personas

No sólo la salud física es importante o en caso de emergencias. Las NOM también velan por otros tipos, como la salud mental.

Conoce las NOM que existen relacionadas con la salud de los mexicanos y cómo asegurar la mayor calidad y seguridad en todas las coberturas hospitalarias y médicas, en esta nota: NOM en tu vida: Secretaría de Salud

La NOM-025-SSA2-2014, marca los parámetros para la prestación de servicios de salud en unidades de atención integral hospitalaria médico-psiquiátrica.

Marca, por ejemplo, que cada centro de salud que atienda a personas con afectaciones psiquiátricas, debe contar con un Programa General de Trabajo que contemple las áreas médica, área de psicología, área de rehabilitación psicosocial, área de enfermería, área de trabajo social, área de enseñanza y capacitación, atención de unidades de primer nivel especializada, servicios de psiquiatría insertos dentro de los Hospitales Generales o en hospitales de tercer nivel no especializados en psiquiatría.

Las Cruz Roja y las NOM son buenas aliadas en lo que se refiere a la salud y bienestar de los mexicanos.