Saltar al contenido

El pulque, parte de la riqueza de nuestras culturas

El pulque es muy mexicano, lo amas o la aborreces, por su consistencia no tiene tantos adeptos como otras bebidas comercializadas en el país, pero lo que debes saber es que hay una Norma Mexicana que establece sus especificaciones desde su expedición hasta que llegue a tus manos.

La NMX-V-037-1972 expone dos clasificaciones del pulque: el de semilla y puntas y el comercial, ambos con el mismo grado de calidad. Para conocerla se debe analizar su grado de acidez, así como el alcohólico. El más fuerte (el que marea más rápido) es el de semilla y puntas, con un porcentaje de alcohol por volumen de entre 6 y 9 por ciento.

Cuida su calidad

Esta norma incluye que las características de ambos tipos de pulque no deben presentar modificaciones en sus propiedades organolépticas (que se puede percibir con los sentidos) después de su obtención por actividad fermentativa.

Esto quiere decir, que al analizar su calidad, estas bebidas deben ser color blanco, y conservar el olor y sabor propios de su género.

Al momento de envasarlo se debe respetar los dos tipos que distingue esta norma, para no revolverlos, además los contenedores para transportarlo o almacenarlo no deben exceder los 20 litros de capacidad, para su inspección se tomará un lote mínimo de 13 contenedores.

Pulque: bebida fermentada de bajo contenido alcohólico, no clarificada, de color blanco, ácida, de aspecto viscoso elaborada mediante el empleo como substrato fermentable del aguamiel obtenido del maguey pulquero.

En el caso del pulque transportado en barricas, para su análisis debe tomarse una muestra constituida por porciones iguales extraídas de los niveles inferior, medio y superior, y el volumen extraído no debe ser menor de 1 litro.

Para garantizar los resultados que avalarán su calidad las muestras se deben conservar en frescos limpios, debidamente etiquetados y mantenerse bajo refrigeración procediéndose a su análisis en un tiempo no mayor de 3 horas.

Como sucede en el resto de casos de bebidas alcohólicas, para su transporte a los centros donde se reúnen los amantes del pulque deben utilizarse envases que garanticen su calidad sanitaria. La etiqueta indicará de forma legible y destacada:

  • Nombre del producto, tipo, número del envase, nombre del propietario, contenido neto expresado en litros, lugar de envasamiento, nombre o razón social del productor, fecha de empaque, de caducidad y la Leyenda “Producido en México”.

Cada 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, gracias a sus hábitos y costumbres, México se distingue a nivel internacional por su riqueza cultural y gastronómica. La producción de pulque forma parte de esos distintivos que enorgullecen a la población, en especial de quienes disfrutan su sabor, y son las comunidades del Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, donde más se produce la también denominada bebida de los dioses.