Saltar al contenido

Lo veo, lo pido y lo tengo

La vida tan agitada en la que actualmente vivimos, el tránsito pesado y las enormes distancias que hay que recorrer hasta los centros de trabajo, son detonantes para que las personas busquen opciones que les faciliten las tareas diarias, por lo anterior, existe una Norma que puede ser de gran utilidad.

¿Tienes hambre? ¿Debes hacer el súper? ¿Quieres ir de compras? Entonces, ¡pídelo a domicilio! Desde restaurantes, tiendas de autoservicio y departamentales, manejan esquemas de compras por teléfono o internet.

Es por ello, que existe la NOM-035-SCFI-2003, que delimita las prácticas comerciales y los criterios de información para los sistemas de ventas a domicilio, con la finalidad de proteger al consumidor y a su tarjeta bancaria.

En ese sentido, si la compra la realizas por teléfono o vía internet, la Norma te respalda, debido a que dictamina a los prestadores de servicio, las medidas que deben usar para garantizar que los productos que se comercialicen en territorio nacional, contengan requisitos necesarios, para avalar aspectos de seguridad e información, que conlleve a la protección del consumidor.

Si buscas hacer compras desde la comodidad de tu hogar, la NOM-035-SCFI-2003 te protege al momento de adquirir un producto vía remota, ya sea por medio de un dispositivo móvil o por teléfono.

Compras en rosa

Una encuesta realizada por la principal plataforma de compras vía internet en América Latina, señaló que hasta 2014, las mujeres mexicanas eran las que más adquirían productos vía remota.

El informe reveló que el 82.6% de las mexicanas encuestadas compró o vendió por Internet. Y entre los principales motivos que consideran las mujeres para comprar o vender online son: ahorro de tiempo (65%), encuentran variedad de productos (63.2%), los precios son más accesibles (61.3%), los productos pueden ser enviados a domicilio (55.9%) y porque es más fácil y sencillo (49.4%).

Además señaló que el 36% de las internautas mexicanas pensaba gastar más de mil pesos en una compra online, mientras que el 27.2 por ciento gastó entre 600 y mil pesos por compra.

Van por el extranjero

Un estudio realizado por una compañía de investigación de mercados, reveló que en 2015, cerca de 7.6 millones de mexicanos (los cuales representan el 67% de los compradores digitales en México), adquirieron productos en otros países, lo que significó que los consumidores erogaron un monto estimado en 72 mil millones de pesos.

El informe, al referirse sobre los hábitos de los consumidores al realizar compras en línea el pasado año, señaló que el mercado más grande para los mexicanos es el norteamericano con 57% de preferencia.

Asimismo, en la región norteamericana, el gasto promedio de los consumidores ascendió a 40 mil millones de pesos, seguida por Asia con 38% y un gasto de 8 mil millones de pesos en páginas chinas; mientras que 4 mil millones de pesos fue el total en sitios japoneses. Precede el mercado europeo con 21%, la zona de América del Sur con nueve puntos porcentuales y el continente africano con 1%.

Una de las principales razones por las que los mexicanos compran en el mercado virtual norteamericano es por calidad y reputación.

¡Qué no te vean la cara!

Antes de efectuar una compra y proporcionar datos bancarios es importante que verifiques ciertas cuestiones:

  1. Las redes WiFi públicas pueden ser susceptibles a violaciones de seguridad. Evita utilizarlas para realizar compras o compartir información.
  2. Antes de realizar una compra trata de navegar por el sitio oficial del comercio, si detectas algo sospechoso evita realizar una transacción.
  3. Si no confías en el sitio o la empresa de comercio electrónico, busca los teléfonos publicados, pide recomendaciones de amigos, familiares y/o foros públicos.
  4. Recuerda que la dirección del sitio debe comenzar con https://, de ser así, significa que es seguro realizar tu compra.
  5. Verifica que la dirección del sitio esté escrita correctamente.
  6. Después de hacer compras por Internet, procura revisar que las cantidades de los cargos sean reconocidos, de esta manera ¡evitarás sorpresas!
  7. Si sospechas que tu cuenta ha sido utilizada para un cargo no autorizado, ponte en contacto con tu banco inmediatamente. Puedes solicitar el servicio de notificaciones para recibir en tu correo electrónico o en tu dispositivo móvil.

Los mayores incentivos para las compras por Internet son:
descuentos, meses sin intereses y envío gratis.