Saltar al contenido

México, al día con la vigilancia epidemiológica

Detrás de la información que recibimos sobre el surgimiento y trayecto de epidemias como la hepatitis, influenza A1N1, chikungunya y dengue, por mencionar algunas, hay un trabajo de coordinación y monitoreo para salvaguardar a la población.

La NOM-017-SSA2-2012 incluye los procedimientos de vigilancia epidemiológica que desarrollan las autoridades de Salud en México. Te daremos una probadita de esta NOM que tiene la finalidad de controlar la propagación de estos padecimientos y atender con oportunidad a la población.

¿Qué es la vigilancia epidemológica?

Es una herramienta súper importante y básica para la salud pública de un país, que permite la recolección de datos, su análisis y evaluación, también facilita la toma de decisiones para ejecutar en el momento diversos programas de prevención y tratamiento de las enfermedades de la población.

La NOM-017-SSA2-2012 también distribuye las facultades y los procedimientos para hacer un correcto levantamiento de datos para que sean difundidos y se apliquen medidas de salud especiales entre los habitantes.

Plan de acción

El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) es el encargado de obtener y tratar la información necesaria referente al proceso salud-enfermedad para su aplicación en programas de prevención, control, eliminación y erradicación y, en su caso, de tratamiento y rehabilitación.

En este proceso intervienen todos los sectores del Sistema Nacional de Salud, incluidos comités estatales y federales, así como los laboratorios Estatal de Salud Pública y el Nacional de Referencia.

Para la correcta recolección de los datos de las enfermedades y casos a estudiar, la NOM regula que el trabajo del SINAVE debe ejercerse a través de varios niveles: operativo (local), jurisdiccional o zonal (municipal), estatal (delegacional o regional) y nacional.

Una vez recolectada la información y analizada la situación epidemiológica, este organismo clasifica los padecimientos de la población en tres categorías:

  • Generales: que son todos los habituales incluidos en las clasificaciones del Sinave.
  • Especiales: son aquellos de alta prioridad y que pueden prevenirse por medio de vacunas o enfermedades de transmisión sexual, entre otras.
  • Emergentes: aquellos padecimientos que son de nueva aparición en el país.

En esta NOM también se describen los protocolos que deben tomarse a la hora de actuar tras descubrir alguna de esas enfermedades, así sobre cómo informar de ello al resto del cuerpo médico.

Además, con esta regulación y todos estos datos, la vigilancia epidemiológica permite ofrecer reportes nacionales a organizaciones mundiales de la salud, para que conozcan el impacto de las epidemias en los mexicanos, así como las medidas de control y prevención que emplean las autoridades.