Saltar al contenido

Para el mes patrio el plato más mexicano: pozole

Uno de los meses más representativos de los mexicanos es septiembre ya que celebramos la Independencia de México, lo que se convierte en el pretexto perfecto para comer los platillos más típicos de nuestro país, además de tener una gran celebración.

No puedes negar que además de la Navidad, el 15 de septiembre es también es una fecha especial donde te reúnes con la familia o amigos para dar “el grito”, se prepara una cena muy tradicional donde disfrutas de platillos tan únicos de nuestra gastronomía como es un rico pozole, tostadas, elotes, quesadillas, flautas, entre los platillos que más destacan.

Las NOM también se hacen presentes en esta gran celebración mexicana, pues se preocupan por que todo lo que esté en tu mesa cuente con las especificaciones necesarias para disfrutar de cada plato sabiendo que cada alimento cuenta con la calidad necesaria para un consumo sano.

Pozole, el exquisito platillo

Como a muchas personas, lo que más les gusta comer en esta fecha importante es un rico pozole el cual puede tener diferentes presentaciones de acuerdo a los gustos de cada persona, puede ser de color rojo, blanco o incluso verde, dependiendo de los condimentos que se utilicen, y después de la elección del color se puede escoger si se quiere comer con carne de pollo, res, cerdo o combinado; de hecho, algunos también han probado la opción de sustituir la carne por hongos.

Cualquier opción que elijas, puedes estar seguro de que para que ese pozole llegara a tu mesa se necesitó de varias observaciones por parte de las Normas Oficiales Mexicanas, para que así tú puedas disfrutar con tranquilidad al comerlo.

¿Qué sería un pozole sin sus granos de maíz? Simple, no sería pozole pues se trata del ingrediente esencial de este platillo. Este producto cuenta con ciertas especificaciones sanitarias establecidas por la NOM-187-SSA1/SCFI-2002, la cual vela por la información comercial y los métodos de prueba que se llevan a cabo en las diferentes presentaciones del maíz: masa, tortillas, tostadas, harinas preparadas, granos.

El cacahuazintle o cacahuacintle es una variedad de maíz originaria de México, de mazorca grande y grano más blanco, redondo y tierno que el maíz común. Al hervir sur granos, se abren por si solos como una flor y sueltan espuma. Este tipo de maíz es el utilizado para la elaboración del pozole.

La carne con la que acompañas dicho pozole, está en constante vigilancia gracias a la NOM-009-Z00-1994, ya que busca la mejor calidad desde el momento en el que los animales están en cuidado para su sacrificio hasta que el producto se comercializa en los diferentes establecimientos que lo ofrecen al público.

La NOM-009-Z00-1994 es de gran importancia pues gracias a ella la carne con la que disfrutas de ese rico pozole, puede contar con la calidad necesaria para el cuidado de tu salud con ayuda de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH).

La bebida perfecta

La bebida que no puede faltar para acompañar este platillo se le conoce como “mezcal”, que además de ser una tradición mexicana en estas fechas, es la mejor combinación.

El tomar este tipo de bebida alcohólica para muchos puede ser un tanto riesgoso, al pensar en su elaboración, pero para que esto no pase, existe la NOM-070-SCFI-1994 que asegurará que el mezcal que ofrezcas ese día cuente con las características adecuadas para su consumo, tanto en su producción con en la comercialización, y así disfruten de ese mezcal con limón que a los mexicanos tanto disfrutamos.

Es posible encontrar una gran variedad de mezcales según el tipo de destilación, la variedad de agave o según los frutos o hierbas que se le agreguen; entre ellos: de gusano, pechuga, blanco, minero, cedrón, de alacrán, crema de café, etc. Con cualquiera de ellos puedes tener la confianza de que al ver el sello NOM-070-SCFI-1994 es señal de haber sido vigilado durante cada uno de sus procesos de producción.