Saltar al contenido

¿Renovando la casa? Control y calidad para tu nuevo estilo

Con la llegada de cada nuevo año, muchos son los propósitos que se hacen, como hacer ejercicio, ponerse a dieta, aprender un idioma. Pero entre todos ellos también está el de renovar la casa para darle un nuevo giro al hogar.

Por si no lo sabes, en esta tarea de cambiar muebles, pintar de color las paredes, actualizar los electrodomésticos, las NOM pueden ayudarte mucho, además de favorecer tu tranquilidad sabiendo que todo lo adquirido cuenta con los debidos controles de calidad.

Un cambio de look

Si te has propuesto un cambio en profundidad de tu hogar, lo primero que harás será cambiar el color de las paredes de tu casa.

Para saber que las pinturas y barnices que compres, son las adecuadas, debes tener en cuenta la NOM-003-SSA1-2006 de Salud ambiental y requisitos sanitarios que debe satisfacer el etiquetado de pinturas, tintas, barnices, lacas y esmaltes.

Con ella, y más si hay niños pequeños en casa, se puede comprobar en la etiqueta que los productos cumplan con la legalidad que establece. Por ejemplo, entre la información que aporta esta NOM es la de saber que los productos, al momento de la venta, deben estar envasados en recipientes cerrados, en buen estado, seguros, provistos de etiquetas con indicaciones legibles. No se podrán usar envases destinados para contener productos de consumo humano.

Estas etiquetas deben incluir la información necesaria de qué componentes incluye, si pueden ser peligrosos, qué hacer en caso de ingerirlos por error o saber que si son importados, es obligatorio que la información esté escrita en español, provengan del país que sea.

También de etiquetas se ocupa la NOM-189-SSA1/SCFI-2002 de Productos y servicios, etiquetado y envasado para productos de aseo doméstico. Y es que, después de pintar, hay que limpiar todo en profundidad, por ello también es necesario saber que los productos de limpieza como pueden ser detergentes cumplan con los controles de calidad necesarios para no representar un riesgo a la salud.

Recuerda siempre, antes de usarlos, leer en la etiqueta las instrucciones, algo que debe ir impreso, de ahí que esta NOM sea importante, siempre que sea necesario seguir un instructivo. ¡No lo pierdas de vista!

Casa nueva, muebles nuevos

Después de darle nuevo color al hogar y de limpiar todo a fondo, llegó la hora de cambiar también los electrodomésticos para cumplir al 100 el propósito de “año nuevo, vida nueva”.

Antes de comprar tus nuevos electrodomésticos debes conocer la NOM-024-SCFI-2013 de información comercial para empaques, instructivos y garantías de los productos electrónicos, eléctricos y electrodomésticos.

No importa si tu compra no es tan nueva, ten en cuenta que esta Norma Oficial Mexicana es aplicable a los productos nuevos, reconstruidos, usados o de segunda mano, así como los repuestos, accesorios y consumibles que se comercialicen en el territorio de los Estados Unidos Mexicanos.

De toda la información que puede ofrecerte esta NOM es importante, sobre todo, que tengas en cuenta la duración de la garantía de tu compra. Esta norma reconoce los diferentes supuestos de garantías para tus nuevos productos, pero para que te sea más fácil, éste es el resumen: en el caso de productos eléctricos y electrónicos, la garantía no puede ser menor a tres meses mientras que para los electrodomésticos, no podrá ser menor a un año. Toma nota antes de ir a por ellos y poder tenerlo claro con el vendedor antes de hacer tu pago y envío al nuevo hogar.

¿Sabías que hasta la vajilla que compres tiene una NOM que controla su calidad? Busca la NOM 231-SSA1-2002 de artículos de alfarería vidriada, cerámica vidriada y porcelana; límites de plomo y cadmio solubles y método de ensayo.

En la elaboración de utensilios y artículos destinados a contener o procesar alimentos y bebidas se utilizan vidriados formulados con plomo y cadmio. Estas sustancias, si no están medidas como se debe, pueden ser nocivas para la salud, al usarlas en las comidas y bebidas del día a día en tu mesa. Con esta NOM se establecen las cantidades límites de plomo y cadmio que deben cumplir los artículos, para que sepas que tu comida estará en buenas manos, o al menos en los artículos adecuados para cuidar tu salud y la de tu familia.

Ahora sí, ¡a renovar la casa con toda seguridad!