Saltar al contenido

Taxis o servicios especiales, ¿cuál eliges?

En una ciudad como el antiguo Distrito Federal, ahora llamado Ciudad de México, tener acceso a los mejores transportes es muy importante. Las distancias largas, las salidas de última hora, cruzar una ciudad en hora pico, todo puede llegar a complicarse.

Es por eso que de un tiempo para acá, las aplicaciones para solicitar servicio de transporte se han convertido para muchos en imprescindibles, pero a veces no estamos seguros si estamos pagando lo adecuado o eligiendo lo correcto, respecto a un servicio de taxi común. Por ello las NOM pueden ayudarte en esta tarea de decidir entre un taxi convencional o un servicio de transporte individual.

¿Estoy pagando de más?

En los últimos meses la relación entre los taxistas y los conductores de servicios como Uber y Cabify no ha sido del todo fácil. Muchos creen que elegir un transporte individual puede ser más caro, por ello es bueno que conozcas la NOM 007-SCFI-2003 de Instrumentos de medición y taxímetros.

Si eres de los que prefieren el servicio normal de taxis, ya sean de la calle o de sitio, esta NOM te ayudará a saber que es responsabilidad del Gobierno Federal procurar las medidas que sean necesarias para garantizar que los instrumentos de medición que se comercialicen en territorio nacional sean seguros y exactos, con el propósito de que presten un servicio adecuado conforme a sus cualidades metrológicas y aseguren la exactitud de las mediciones que se realicen en las transacciones comerciales.

Con ella se establecen los diversos tipos de tarifa que el pasajero puede optar en su viaje, y que deben estar representadas en el taxímetro.

Si es de día, en el taxímetro debe aparecer una letra D y en la noche una N, acompañadas de un total de 10 tipos de tarifa, representadas del 0 al 9.

Las tarifas deben aparecer de manera automática (nunca podrán ser cambiadas de manera manual) en el taxímetro, en el momento que se inicia el viaje con el llamado “banderazo”, y será en la pantalla del taxímetro donde aparezca el importe total a pagar al llegar a destino.

Siempre en buen estado

Una de las quejas habituales de los usuarios, a la hora de decidirse por plataformas digitales de solicitud de vehículos es la seguridad, no sólo en al recoger al pasajero sino en los vehículos mismos ya que éstos están obligados a pasar ciertas inspecciones y verificaciones. Los servicios habituales de taxis también deben acogerse a esa normativa, de ahí que para ellos exista la NOM 068-SCT-2-2000 de Transporte terrestre, Servicio de autotransporte federal de pasaje, turismo, carga y transporte privado y condiciones físico-mecánicas y de seguridad para la operación en caminos y puentes de jurisdicción federal.


En ella se establecen cómo han de revisarse cada uno de los componentes de los vehículos, para establecer si están aptos para circular por las vías de la República Mexicana, desde el sistema de iluminación a las llantas, pasando por los limpiaparabrisas, el sistema de combustible, hasta llegar a la carrocería.

Alternativas en formato App

Si como usuario eres de los que prefiere la seguridad de un pago por tarjeta y un servicio que llegue en la misma puerta de tu domicilio o centro de trabajo u ocio, entonces para ti están hechas las nuevas App de transporte privado.

Quizá la aplicación o plataforma de transporte privado más conocida, o más habitual, es Uber. Pero en la Ciudad de México también operan otras como Cabify, Yaxi o Easy Taxi. La pregunta sería: ¿cuál es la diferencia entre ellas?

Aquí te dejamos algunos datos de cada una de estas opciones:

Uber

Fue en 2013 cuando este servicio comenzó a dar servicio en la capital mexicana, aunque de momento todavía no se ha extendido por todo el territorio nacional. Aquí pueden elegirse varias opciones de auto, desde uno más económico llamado UberX, para pasar a la versión Uber XL o Uber Black, ya un coche de lujo. Las unidades aquí no pasan de los tres años de antigüedad y los conductores deben pasar una serie de exámenes, por lo que la seguridad en el traslado está garantizada. Si pensabas que es más caro, según los estudios realizados por Uber en el mercado mexicano, si eliges la opción UberX pagarás un 30% menos que si te trasladas en un taxi de sitio.

Cabify

Opera desde 2013 y como Uber, reclutan choferes con auto privado en dos categorías: sedán y de lujo.

El objetivo es tener precios claros, transparentes y fijos, por ello la tarifa comienza en el momento en que se aborda la unidad y aumenta 12,99 pesos por kilómetro en la modalidad Lite y 16,49 pesos en la Executive.

Yaxi

A diferencia de las dos anteriores, esta aplicación trae a tu puerta un taxi. Quizá el mayor problema es que, como puede ofrecer el servicio cualquier taxista certificado, la unidad que llegue puede ser de la calle, de sitio o un radio taxi, por lo que debes tener claro que la tarifa no será fija.

La ventaja es que sí te permite pagar en efectivo al final de tu viaje.

Easy Taxi

Con esta plataforma también te recogerá un taxi, no un coche particular, y aunque necesitas hacer un registro, es el que te permite dar seguimiento al servicio que te prestan. Lo importante aquí es que no hay cargos extras por el servicio y los taxistas te cobran con la tarifa reglamentaria. Además, sí permite que puedas comunicarte directo con el taxista, para darle tu ubicación correcta o cualquier otro detalle.

Sea cual sea tu elección, ahora sabes con qué regulaciones te puedes apoyar para decidir qué variante utilizar para cada ocasión.